Endocrinología

La tecnología apoya el seguimiento médico de la diabetes

Redacción Secad

Redacción Secad

Usuario sin descripción.

1 year atrás

Las nuevas tecnologías han estado cada vez más presentes en la vida diaria de las personas. En el área de salud, surgen nuevas posibilidades que contribuyen a la evolución de los recursos médicos. Pero si antes esas novedades se restringían a la industria farmacéutica, ahora las empresas del área de tecnología están surgiendo en el mercado de los diagnósticos y tratamientos.Las nuevas tecnologías han estado cada vez más presentes en la vida diaria de las personas. En el área de salud, surgen nuevas posibilidades que contribuyen a la evolución de los recursos médicos. Pero si antes esas novedades se restringían a la industria farmacéutica, ahora las empresas del área de tecnología están surgiendo en el mercado de los diagnósticos y tratamientos.

La diabetes es una de las enfermedades que está en la mira de esa nueva industria. Hoy, los pacientes pueden utilizar sus smartphones para monitorear la glucosa, a través de medidores inteligentes que pueden conectarse al dispositivo, como Gmate. Este escenario plantea a los médicos otra necesidad: estar actualizados con respecto a los nuevos recursos.

Para la especialista en endocrinología por la Universidade de São Paulo (USP) en Brasil, Karla Melo, esas tecnologías tienen un papel relevante en los cuidados de la enfermedad y se vuelven valiosas alternativas para los pacientes.

– Las aplicaciones son herramientas importantes en el proceso de educación sobre la diabetes, pues contribuyen ayudando a los pacientes en el control cotidiano de la diabetes – opina.

Un informe divulgado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2016 reveló que más de 16 millones de brasileños sufren de diabetes. La misma encuesta mostró que la enfermedad cobra la vida de más de 70 mil personas cada año.

En el sitio de la Sociedade Brasileira de Diabetes (SBD), Sandra Roberta Ferreira Vivolo, profesora de la Facultad de Salud Pública de la USP y Coordinadora del Departamento de Epidemiología de la SBD, explicó que parte del agravamiento del número de diabéticos se debe al estilo de la vida moderna, que ha aumentado la adiposidad corporal de las personas. “Aunque se haya avanzado mucho en el tratamiento farmacológico, nadie cuestiona la afirmación de que el grado de control está por debajo de lo deseado”.

Lea también:
Las tecnologías y tratamientos exigen el perfeccionamiento profesional de los endocrinólogos.

Para Karla, el conocimiento del control glucémico inadecuado de los portadores de diabetes es uno de los problemas que los médicos identifican con frecuencia en la consulta. Además, el reconocimiento de que la asistencia dispensada a estos pacientes no ha arrojado resultados satisfactorios (principalmente entre los usuarios de insulina), refuerza el papel de las tecnologías.

La diabetes es una de las enfermedades que está en la mira de esa nueva industria. Hoy, los pacientes pueden utilizar sus smartphones para monitorear la glucosa, a través de medidores inteligentes que pueden conectarse al dispositivo, como Gmate. Este escenario plantea a los médicos otra necesidad: estar actualizados con respecto a los nuevos recursos.

Para la especialista en endocrinología por la USP, Karla Melo, esas tecnologías tienen un papel relevante en los cuidados de la enfermedad y se vuelven valiosas alternativas para los pacientes.

-Las aplicaciones son herramientas importantes en el proceso de educación sobre la diabetes, pues contribuyen ayudando a los pacientes en el control cotidiano de la diabetes –opina.

Un informe divulgado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2016 reveló que más de 16 millones de brasileños sufren de diabetes. La misma encuesta mostró que la enfermedad cobra la vida de más de 70 mil personas cada año.

En el sitio de la Sociedade Brasileira de Diabetes (SBD), Sandra Roberta Ferreira Vivolo, profesora de la Facultad de Salud Pública de la USP y Coordinadora del Departamento de Epidemiología de la SBD, explicó que parte del agravamiento del número de diabéticos se debe al estilo de la vida moderna, que ha aumentado la adiposidad corporal de las personas. “Aunque se haya avanzado mucho en el tratamiento farmacológico, nadie cuestiona la afirmación de que el grado de control está por debajo de lo deseado”.

Para Karla, el conocimiento del control glucémico inadecuado de los portadores de diabetes es uno de los problemas que los médicos identifican con frecuencia en la consulta. Además, el reconocimiento de que la asistencia dispensada a estos pacientes no ha arrojado resultados satisfactorios (principalmente entre los usuarios de insulina), refuerza el papel de las tecnologías.

Especialidades

¿Quieres recibir nuestro contenido?

Bitnix