Pediatría

Vacuna contra influenza: recomendaciones de las dosis

Redacción Secad

Redacción Secad

Usuario sin descripción.

1 year atrás

Todas las personas a partir de los 6 meses de edad deben recibir la vacuna contra influenza todos los años. En México, la vacunación se debe realizar a partir del mes de octubre para tener el mayor título de anticuerpos durante los meses de mayor circulación del virus (diciembre a marzo), ya que los títulos de anticuerpos protectores se alcanzarán hasta cuatro semanas posteriores a su administración.

En México, la Secretaría de Salud (2010) recomendó la vacuna antiinfluenza para:
■ niños de 6 a 59 meses de edad;
■ mayores de 60 años de edad;
■ embarazadas en cualquier trimestre de gestación;
■ personal de salud;
■ personas que padezcan:
• asma;
• enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC);
• cardiopatías;
• obesidad mórbida;
• VIH;
• cualquier enfermedad y/o tratamiento que cause depresión del sistema inmunitario o que las coloque en riesgo elevado de complicaciones por influenza (por ejemplo, tratamiento crónico con aspirina, ya que puede causar síndrome de Reye).

En temporadas en las que las cepas vacunales no cambian respecto al año anterior, los niños de 6 meses a 8 años de edad − que recibieron una dosis de vacuna antiinfluenza en la temporada anterior − deben recibir una dosis en la siguiente temporada. Las recomendaciones de dos dosis de vacuna contra influenza se retomarán en las temporadas en las que cambien una o más cepas de la vacuna.

Aunque tanto las vacunas IIV y LAIV se producen en huevos, se ha demostrado que las IIV son bien toleradas por las personas con alergia al huevo; ya no se recomienda la prueba de la piel o un desafío graduado de dos pasos.

No hay datos disponibles para apoyar el uso de LAIV. El médico debe determinar si la presunta alergia al huevo se basa en una reacción leve o grave (por ejemplo, anafilaxia). Las reacciones leves se definen como sólo urticaria; las reacciones graves implican:

■ cambios cardiovasculares;
■ cambios de las vías respiratorias;
■ síntomas del tracto gastrointestinal o reacciones que requieren el uso de epinefrina (en estos casos, se debe consultar un especialista en alergias para niños).

Aproximadamente 1% de los niños tiene sensibilidad al huevo mediada por inmunoglobulina E (IgE) y, de ellos, una pequeña minoría tiene una alergia grave.

Extracto del PROPED Ciclo 1 Volumen 1. Título: Actualidades en Vacunas. Autores: Mercedes Macías Parra y Patricis Saltigeral Simental.

Para saber más acerca de Faringoamigdalitis, enfermedades respiratorias y otros temas, Inscríbase al PROPED – Programa Actualización en Pediatría.

Especialidades

¿Quieres recibir nuestro contenido?

Bitnix